El poder de la compasión.

A veces no creemos que podamos hacer mucho por los demás, pero tú y yo podemos ser partícipes de una auténtica revolución del auxilio y de la compasión de Dios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Name *